Los artrópodos, son el género más numeroso y diverso del reino natural, y en especial los insectos son los que a lo largo de la historia han causado mayores molestias al hombre, pudiendo actuar como vectores de transmisión de numerosas enfermedades y siendo los causantes de grandes pérdidas económicas en el sector de la agricultura; lejos de desaparecer, hoy estas plagas están ligadas al hombre, pudiendo encontrarlas en el hogar o sus inmediaciones, en su comercio, negocio o instalaciones públicas.

Existen diversos factores que favorecen la aparición de determinadas plagas; como pueden ser la producción, elaboración o manipulación de alimentos o materia orgánica, la humedad o las altas temperaturas a las que están sometidas determinadas instalaciones, así como las deficiencias estructurales o el saneamiento insuficiente.

Tratamientos

FISA realiza un control integrado de la plaga, con el que garantiza los resultados, utilizando el uso en conjunto de todos los métodos de control físicos y químicos de los que disponemos, en las proporciones adecuadas para la obtención de un rendimiento óptimo. Además se ha sustituido el uso de plaguicidas, por biocidas, siendo estos más selectivos y específicos, limitando el impacto en la salud pública y el medio ambiente.

Para el desarrollo de un control integrado, es necesario llevar a cabo un esquema de acción; evaluar el problema y analizarlo para determinar que método de control será el más adecuado para la rápida y eficaz eliminación de la plaga.